miércoles, 25 de julio de 2012

Unas líneas sobre The Amazing Spider-Man de Webb


Quería decir algunas pocas líneas sobre The Amazing Spider-Man de Marc Webb en la que Andrew Garfield hace del héroe arácnido. Es inevitable compararla con las películas Spider-Man de San Raimi en las que actuó Tobey Maguire. Me gusta más esta versión de Webb básicamente porque el Peter Parker interpretado por Garfield está mejor logrado que el de Maguire. Pese al éxito de taquilla, creo que la mayor deficiencia de las tres películas de Raimi fue la mala construcción de Peter Parker como personaje. Ése no era el Parker que uno conocía en las historietas, específicamente en los primeros números de la saga que fueron escritos nada menos que por Stan Lee, sino un garabato de él. Parecía que le habían encargado a MAD, revista americana de humor satírico, hacer una burla sobre el personaje.

Es cierto que el Parker de Stan Lee en las historitas era tímido y socialmente algo torpe o inexperto, especialmente cuando relacionarse con chicas se trataba, pero era inteligente, como no podía ser de otra forma tratándose de un geniecillo científico, tenía mucho carácter y era valeroso y altruista en toda circunstancia. Era un personaje muy rico en carácter y personalidad que marcó una gran diferencia con otros personajes de súper héroes coetáneos. El Peter Parker sin traje era muchas veces tanto o más importante que el Peter Parker con el traje de Spider-Man columpiándose entre los rascacielos de Manhattan.

Raimi entendió mal la torpeza de Peter Parker y la llevó al absurdo de presentarlo físicamente torpe, lo cual, como sabemos, es ilógico porque si hay algo que Spider-Man tiene es una habilidad física extrema. La escena de la segunda película de Raimi en la que muestra a un Peter Parker repartidor de pizzas tratando de cerrar la puerta de un depósito y se le caen todas las cosas de adentro (escobas, etc.), es absolutamente patética. Parece una escena más apropiada del Chapulín Colorado. Para colmo de males, el Parker interpretado por Maguire era aburrido, sin gracia y andaba con una cara como quien era el último de enterarse de todo. O sea, sin rasgos de inteligencia. Y cuando sonreía a uno le daban ganas de llorar. Para colmo de males, no había química entre Maguire y Kristen Dunst, quien interpretaba a Mary Jane. No chemistry at all, ni aunque se cuelgue de cabeza de su telaraña y la bese bajo la lluvia (escena que, hay que admitir, quedó para posteridad).

El “nuevo” Parker interpretado por Garfield corrige todos esos defectos y nos muestra a un personaje más acorde con el Parker de las historietas: tímido, pero inteligente; valiente y ameno. Hay, al menos, cierta química entre él y Emma Stone, quien interpreta a Gwen Stacy (por cierto, así como en la última versión cinematográfica, en las historietas es Gwen el primer amor de Parker y no Mary Jane de quien el telarañudo se enamora tras morir Gwen a manos del duende verde).

Visualmente, también, la película de Webb me deja más satisfecho que la del Raimi. Las escenas nos presentan a un Spider-Man más plástico, veloz y ágil. La plasticidad del personaje en esta cinta es un verdadero logro. Obviamente hay todo un aprendizaje a través de los años en el manejo de los efectos especiales que permiten darle mayor plasticidad al personaje y, eso es notorio, pero no deja de ser significativo el progreso en ese respecto de Spider-Man 3 (la peor de la saga de Raimi) a esta película de Webb.

Lo que ninguna de las versiones, ni las de Raimi ni la de Webb, logra es presentarnos a un Spider-Man lo suficientemente irónico y sarcástico como lo era el personaje de historietas cuando peleaba con los malhechores. La ironía de Spidey con sus rivales e incluso consigo mismo era parte del espectáculo y encanto de la saga (Algo que las películas de Iron-Man han aprovechado para construir al Tony Star interpretado por Downey Jr., aunque esa característica estaba ausente de las versiones del Iron-Man de los cómics).

En cuanto al argumento, la historia de la conversión de Parker en Spider-Man está bien hecha. Respeta, en líneas generales, la versión de la historieta y evita inteligentemente repetir escenas harto conocidas que aún resultan frescas debido a la primera película de Raimi. Webb aprovecha, además, la historia que se agregó en los 90s al cómic, de que los padres de Peter eran espías, lo cual no formaba parte de la historia original presentada en los 60s. Todo eso bien en cuanto a la línea argumental del personaje, sin embargo, acá viene lo malo, en cuanto a la historia particular del filme, es decir, aquella con el lagarto, ésta resulta demasiado trillada. Otra vez el tema del malo queriendo convertir a todos en malos. Resulta demasiado pueril y muestra una carencia de recursos. Ya vimos eso en tantas películas (ejemplo, en X-Men) que me pregunto por qué le cuesta tanto a Hollywood hacer una historia más original.

Para concluir, aunque no es una gran película, The Amazing Spider-Man se deja ver y disfrutar por sus seguidores y no seguidores. Creo que no decepciona. A mí, al menos, me alegra que el Peter Parker haya sido mejor construido que en las anteriores versiones y se hayan superado evidentes deficiencias conceptuales del personaje. Creo que la buena factura de cualquier película sobre Spider-Man que se haga no estará en el disfrute visual del personaje columpiándose y haciendo cosas asombrosas que lo alejan de lo humano, sino en la construcción de su alter ego, un Peter Parker sin traje, quien, inmerso en sus reflexiones y dudas existenciales, en su drama cotidiano, queda humanizado ante los ojos del espectador. Ése fue el principal éxito de la saga de historietas creada por Stan Lee y Steve Ditko hace casi medio siglo atrás.
PD: Artículo relacionado en Nido de Erratas:

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Volviendo a Spidey, algo que también me encantó es que vuelven a plantear desde otro ángulo, el momento de quiebre con sus tan queridos tíos, y si mal no recuerdo (la vi doblada al español) no se repite la frase “Un gran poder implica una gran responsabilidad” pero el diálogo de esas escenas te lleva a inferir como que si lo dijeron (bueno a mi me sonó así o quizás fue un dejávu de las vistas anteriormente).
Gwen Stacey se presenta como dulce y valiente y creo que le da la plataforma necesaria para ser más sólido más adelante (recordemos que en los comics se termina casando con Mary Jane que es una chica amena y divertida pero viene de un contexto familiar desestructurado), una escena encantadora es que decide no alejarse de Gwen a pesar de la promesa hecha al capitán Stacey antes de que éste último muera. Aunque de hecho sabemos que esta cercanía acarrearía la muerte de Gwen a manos del Duende Verde.
Respecto al villano, tengo otra óptica, si revisas la construcción de los villanos en el comic, todos surgen de una crisis familiar, laboral o de un penoso accidente; esta crisis genera un deseo de resarcimiento o autosatisfacción que toma el control de sus vidas, llevándolos al crimen. Ejemplo de ello El Lagarto; es imposible que alguien que es arrastrado por el mal que emerge de su interior, no arrastre consciente o inconscientemente con el entorno que lo rodea, pensando que así redimirá (subyugando por medio de su poder) al resto del mundo- un poco que esa es la historia (equivocada de cabo a rabo) del mal en el mundo. “Te traigo libertad, pero te domino”
Y eso es lo que contrasta con Peter, no intenta ser fuerte, sólo usa las armas (poder, herramientas, ingenio, etc.) para batallar contra el mal, mientras que también a su vez debe vencerse así mismo.
Claro que cuando lo vemos gráficamente, pierde el sentido metafórico, bueno yo la vi así; pero si no te gustó el villano se respeta tu opinión.
Sobre el carácter irónico del personaje no reproducido en el cine, bueno es creo imposible, estamos en los tiempos en que la gente sólo ve lo que le ponen delante de los ojos… y sale bien contenta!... Es difícil colocar en imágenes con movimiento , el carácter del personaje (el movimiento más efecto especiales terminará por comerse al personaje) te dirán a quien le importa la ironía de Spidey, queremos verlo saltar y columpiarse de un rascacielos a otro y en 3D  Justo hace unos días alcance una conferencia sobre libros y cine, en algunos casos hay un perfecto maridaje en otros, uno será un mamarracho y lo otro se quedará en los corazones. Por eso es que Tony se luce en el cine, porque no lo recordamos así en los comics (en Los Vengadores fue mi estrella pero creo que le dieron demasiado, culantro pero no tanto decía una de mis abuelas)
Finalmente, los comics según la intención de sus creadores tienen ese encanto de explorar a través de imágenes los lugares más recónditos de nuestras conciencias o de dejar alguna huella, (saliéndome totalmente del tema el novio de una amiga lloró contándole la saga de Dragon Ball Z, y ella me lo contó a mí llorando. Y de allí me interesé en Vegeta, un alienígena con malas intenciones al principio y luego transformado en héroe por amor, según pude entender) por eso creo que mientras leemos, o vemos, tiende a despertar o sacar algo de nosotros, en unos más en otros menos, pero a todos nos llena de canchita y coca cola.
Tengo que reconocer que siempre regreso a mi niñez, cuando sólo esperaba el fin de la serie televisiva (dibujos animados) para ver el cartelito en los villanos atrapados Your friendly neighbor: The Amazing Spiderman. Fue todo un placer!

Anónimo dijo...

De acuerdo con tus apreciaciones, este Peter Parker supera al anterior (Maguire), creo que también entra en función que en esta versión se presenta unos años más joven, lo cual le da el espacio necesario para que sea mucho más natural verlo metido en sus metáforas de vida. El anterior, nos daba cólera porque siendo (ante mis ojos) un hombre ya crecido no terminaba de resolver su vida, su trabajo de fotógrafo se veía como una carga pesada (por lo menos yo, estaba en vilo diciendo, “Te van a botar del trabajo Parker” y ya ves ya no va más, chao Tobey) haciendo la historia más lenta y pesada, creo que por eso ves a este más ágil y flexible (incluyendo el tema físico). A este lo vemos más metido en su compromiso de investigador científico (que es como yo recuerdo al hombre araña de mi niñez y luego a lo largo de los años en los comics que compraba y mi mamá insistía en tirar a la basura- hasta hace un par de años que la gente de mi trabajo me miraba raro porque siendo tan grande iba corriendo a que me guarden el número semanal de una colección que se vendía con un diario local- igual a mí que me importa sigo leyendo comics cada vez que tengo un tiempo) .

NADAAUN dijo...

A mi también me gustó mucho más este Peter Parker. Así como la mejor química entre él, y en este caso con su primer amor, Gwen Stacey.

Carlos Tovar dijo...

Muy de acuerdo con varios de tus comentarios (de quien hizo el primer comentario :).

Lo de la promesa al capitán Stacy que al final Peter deja entender que no la cumplirá, como dices, es una escena encantadora y, además, elegante, diría yo. A propósito, al fin Gwen Stacy en pantalla!! Recuerdo que cuando leí el número en que moría a manos del Duende Verde, me rehusaba a aceptarlo. ¿Cómo podía ser que el amor de su vida se muera? Eso no podía pasar en las historietas. Fue la primera vez que sufrí leyendo historietas. Quedé traumatizado. Juro que hasta entonces ninguna muerte, ni real ni ficiticia, me había impactado tanto. Era muy niño aún, claro. Supongo que a las chicas debe haberle pasado lo mismo cuando a Candy se le muere Anthony :)

Sobre el lagarto, a mí me gusta el personaje, sólo que me parece que su plan es demasiado tocado, nada más. Me gustó el personaje y el actor. Quedó bien, por el lado de la actuación y todo eso.

Sobre Dragon Ball Z, es cierto Vegeta de malo pasó a "bueno" por amor. Ese es un recurso bien usado en Dragon Ball. La mayor parte de los grandes enemigos de Gokú se volvieron en amigos suyos por la generosidad de Gokú, que no es otra cosa que una manifestación del amor (en Vegeta fue, además, su amor por Bulma, claro). Lo mismo pasó con Ten Shin Han, Krilin, Yamcha y que decir de Picoro. Todos fueros rivales o enemigos de Gokú, pero el buen corazón de éste los ganó para su lado. La escena en la que sacrifica su vida por todos ellos es memorable. No hay mayor amigo que el que sacrifica su vida por sus amigos!!

Creo que a todos los que nos gustan las historietas de súper héroes clásicos, en el fondo, somos unos idealistas de la justicia y del triunfo del bien sobre el mal :)

De niño me preguntaba todos los males que podía evitar en el mundo si tuviera súper poderes :)

En fin, Spider-Man es mi niñez esperando que salga un nuevo número en los quioscos, juntando el último centavo de mi propina para ir al puestos de periódicos a comprarlo, llegar a casa encerrarme en mi cuarto y leerlo y releerlo e imaginar cómo continuará... Contando los días hasta el próximo número. Lo máximo.

Carlos Tovar dijo...

Sobre el segundo comentario, en lo que se refiere a que la gente de tu trabajo te miraba raro, te comprendo.

En Perú, como en muchos países, las historietas eran concebidas sólo para niños. Esto ha cambiado recién en los últimos 10 años, pero en los 80s y 90s si eras adolecente o joven y decías que te justaban las historietas la gente te miraba raro. Digamos, era un punto en contra en tu imagen. Ahora no, suena chévere que alguien diga que le gustan los cómics. Toda mi vida he sido un militante coleccinista de historietas, en cualquier parte en la que me encontraba.

Si bien la cosa ha mejorado, igual no termina de gustarme cómo la gente en general ve, hoy en día, a los lectores de historietas y a la historieta especialmente. Claro, ahora hay más aceptación sobre el lector de historietas, pero como alguien que se dedica a algo cool. No está bien. Ser afionado a las historietas debería ser culturalmente tan respetable como ser aficionado a cualquier otro arte... Es para escribir un artículo...

Sobre el valor al 9no Arte, escribí algo hace como 5 años:

http://nidodeerratas.blogspot.com/2007/09/el-noveno-arte-la-historieta.html

Carlos Tovar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Tovar dijo...

Sí, Nada aún, hay química! Lo malo es que Gwen morirá a manos del Duende :(, aunque Peter encontrará nuevamente el amor en Mary Jane :)

Anónimo dijo...

Bueno todos de niños, queremos salvar al mundo, ese es el deber principal del niño: querer a todos a su alrededor. En mi imaginación, descubría una fórmula secreta para curarlo todo, o derrotaba dinosaurios y monstruos gigantescos. Además armaba robots que bajo mis órdenes hacían de todo en la casa , para que mi mamá se sentara a jugar conmigo. Creo que a los que nos gustan las historietas se nos ha quedado despierto el niño que otros llevan dormido. Has visto a Stan Lee? me encanta escucharlo, es tan fresco, tan genial y nunca se imaginó que sus personajes alcanzarían tanta fama. Me encantan las historietas porque mi memoria es gráfica, diría que bastante, puedo recordar con detalle lo que vi, y las historietas que me llegaban las tengo con cariño en la memoria, leíste alguna vez El Tony y otras parecidas. Bueno para hablar de romance, a mi sobre historias de amor como la de Gwen y Spidey, se me quedó una sobre: Un ramo de violetas, él era un escritor novato, sin mucha suerte ni mucho dinero; tenía una novia que lo acompañaba en las buenas y en las malas y a la que amaba mucho, siempre él le regalaba un ramito de violetas en cada cita, era todo lo que podía comprar con unas monedas, luego tomaban un café. Ella recibía el ramo con tanta devoción, hasta que viniera la siguiente cita. Pero un día, él se hace famoso y empieza a ganar dinero, cambia de estatus y ella sigue siendo su novia, así que desaparece un tiempo, luego retoma las citas pero él le lleva un ramo gigante de violetas; pero él había cambiado, se volvió engreído y petulante; ella como siempre mantiene su carácter sencillo y fiel. Un día, él se aparece con el ramo gigante y pasa a buscarla para cenar, pero ella le responde "Mirá, el ramito que vos me regalabas era liviano, me sentía bien. Pero ahora estás flores son pesadas, no puedo con ellas, adios. No volvás". Debo haber leído eso a los 9 o 10 años, pero la frase me quedó para la histEria. Y las humildes violetas pasaron a ser mis favoritas junto con las alegres margaritas. Me encantó la trama porque el regalo de las violetas lo dice todo, es el símbolo de belleza interior y lealtad. Pero cuando ya dejo de serlo, la relación perdió su propósito pues él ya no era el mismo que una vez ella amó.
Y respecto a Gwen, bueno murió, pero los personajes y las personas son tan valiosas que siempre dejarán huella en las vidas ajenas, ya sean ficticias o reales. Así que se le recordará con aprecio; pero sí, es terrible mirarla a los ojos sabiendo que no vivirá mucho tiempo en los siguientes números.
En realidad, en la historieta puedes poner de todo, igual que cuando escribes un libro, pero el plus es que de alguna manera al ser una historia visual cercana a la cinematografía pero con la pausa que te invita a estudiar los gestos ,las expresiones corporales, todo ello te da el sentido de la historia. Por eso son artes no, porque despiertan nuestros sentidos.
Bueno arácnido hasta la vista.

Your friendly neighbour:)

Carlos Tovar dijo...

Sí, Stan Lee es genial. Es increíble como la imaginación de una persona haya hecho feliz a tanta gente, tantas generaciones.

Leí El Tony, pero sobretodo Skorpio (Gran Color, Extra) y toda la familia de Ediciones Record que así como El Tony tenía una serie de historias dentro. No conozco la historia del Ramo de violetas que mencionas, pero tal como me la cuentas es bien chévere. A nivel de historias de amor en cómics de súper héroes, considero que “Blue” de Loeb y Sale es una obra maestra. Nuevamente Spider-Man y la historia de Gwen! ¡Mi sesgo arácnido!

Sin embargo, las mejores historias de amor que he leído en cómics las he encontrado en “Skorpio”. Recuerdo una de “Precinto 56”, de Ray Collins y Ángel Fernández, llamada Piel de Manzana. Genial. Hay varias de “El Condenado”, de Saccomano y Mandrafina, que también son formidables. Otras de Alvar Mayor con Lucia no estaban nada mal.

Ahora bien, no he leído “Julieta Jones”, la cual es una historieta de género melodramático y esas cosas, que me daban la impresión de ser bien azucaradas. El titulo en inglés lo lo dice todo “The Heart of Juliet Jones”. Too much!

Anónimo dijo...

jajaja... Julieta Jones, por supuesto bueno era del corte cursi, las hermanas que se protegían entre sí, la menor super arriesgada pero a veces poco prudente y Julieta era precavida pero temerosa...si las leí en mi infancia, mi prima también traía ejemplares de Susy a montones, y leérmelas todas me llevo a la pregunta siguiente: ¿que ganas de la gente de complicarse tanto la vida y no disfrutar tan sólo del amor? pero en fin, de hecho lo interesante al escribir es crear ese nudo en la trama, los amantes tienen obstáculos de todo tipo hasta que por fin se encuentran y se van juntos en la página 32 :) ...bueno así que leíste entonces Brigada Madelein y las aventuras de Jhonny Hazard, El fantasma, Tin Tin, Mandrake, El cabo Savino, Tarzán, rey de los monos...luego había dentro de ellas una de un corredor de autos pero ya no recuerdo el nombre. Mi colección de historietas y libros favoritos, fue desapareciendo con el tiempo; mientras vivía con mis familiares no tenía lamentablemente el control de quedarme con lo que tanto quería, así que las fueron botando a la basura poco a poco; pero las historias que me impactaron las guardo con cariño en mis recuerdos.

Tema aparte, Candy no era de mi gusto, ni ahora. Pero conozco gente que aún se identifica con ella. Mis heroínas ya sea de historietas, cine o literatura, son menos frágiles y sus apuros los resuelven ellas o hacen alianzas para ayudar a otros a resolver los males del mundo, por ejemplo: Lara Croft, Naiota Uhura, Storm, Xena, Éowyn.. mi concepto de la mujer es más de valiente que necesitada (creo que al final una persona que siempre recibe y nunca da, termina por volverse caprichosa y exigente), si de armar escenas favoritas se tratara, me encantan las de lucha, pienso que las heroínas se pondrían de espaldas a sus compañeros para luchar contra el mal (es una escena trillada en las películas, pero a mi me encanta), pensando una rápida estrategia para salir librados y victoriosos.
Igual que a ti, me convence más el romanticismo bien pensado, inteligente y elegante pues me resulta más sólido y real, (por ejemplo me encantó el final-final de la película Los Vengadores con Mr. Stark y Miss Potts en el laboratorio) en cambio lo cursi, cómo que quizás esconde algo detrás de tanta azúcar o quizás está improvisando para quedar bien, en fin en gustos y colores...

cómo veo que las telarañas rodean tu vida, sólo te aconsejo tener algo de cuidado pues Weissmüller quería ir brincando de árbol en árbol y Karloff quería morder cuellos... pero las caídas de varios pisos pueden doler...niños no hagan esto en sus casas.... :) Ciao.

Carlos Tovar dijo...

Asu, leíste a Juliet Jones!! Mis respetos jaja. Leí a varios de los personajes que mencionas, pero no al cabo Savino.

Sobre súper heroínas Belit y Red Sonja eran lo máximo. Lo malo es que una andaba con una daga y la otra con una espada, salvo eso, encantadoras jaja.

Del cine, como súper heroíanas me gusta Trinity de Matrix. La Moss lo máximo. También "The Bride" que interpreta Uma Thurman en Kill Bill es lo máximo aunque mejor no hacerla enohar. Jean Greay de X2 es un punto a parte. De todas éstas uno sólo podría sentirse seguro con Trinity! Ya recuerdo! Ripley de la saga de Alien es buenísima como heroína, aunque no tiene súper poderes, salvo cuando medio como se fusiona con el Alien y adquiere una fuerza descomunal (en la película "Alien Resurection" en la que sale con la Winona Ryder).

Sobre las otras heroíanas, las sin súper poderes, creo que el cine ofrece una gama extraodinaria de personajes, más que los cómics... como para hacer un post extenso!!

Anónimo dijo...

Me encanta Uma Thurman en Kill Bill (las 3) es la musa de Quentin, igual que la Johanson es la de Woody Allen- que me he visto varias aún en las he seguido por cable. No conozco a Belit y Red Sonja, y a todas las demás que mencionas sí. Para muchos (incluyendo mujeres) es irreconciliable la fragilidad femenina con la demostración de fuerza o de valor extremo, pero creo que las heroínas a diferencia de los héroes no tienen tantas crisis existenciales sino que más bien no se quieren perder la aventura de luchar por algo/alguien. Al final lo que mueve a The Bride no era la venganza sino el encontrar a su hija (Viste The Forgotten, con Julianne More, ella no paró hasta encontrar a su hijo, que según el resto del mundo no existió o estaba muerto)
Si yo también tengo para escribir bastante sobre estos personajes, cuando voy al cine me acomodo en la butaca para analizar que es lo que motiva a cada personaje, por eso algunos guionistas me hacen enojar porque a veces pierden lo que podría ser una buena historia en una maroma de absurdos... bueno creo que cerramos el ciclo violento de heroínas porque las únicas que se salvan, efectivamente, en algo son Jean y Trinity; las demás para el gusto popular son altamente peligrosas (por eso los huracanes llevaban nombre de mujer???) jajaja pero creo que incomprendidas finalmente. Aunque dicen siempre "apártate de la ira de una mujer despechada (ofendida)"
El cabo Savino es un militar gaucho en un fortín de la pampa argentina, cuyas historias se dan sobre la defensa del fortín ante los ataques de los indígenas, bueno puedo recordar pasajes del cabo tomando su mate, casi como un pancho fierro pero en historieta...salía en El Tony, Dártagnan.. se me quedó porque en uno de los capítulos echan azúcar en la herida para cerrarla ...después hice la prueba cuando me corté un dedo....en fin...quien se habrá leído todas las historietas del mundo...chao

Carlos Tovar dijo...

Has visto Kill Bill 3? Mis respetos, pensé que la estrenaban el 2014 :)

Creo que al personaje de Uma, The Bride, sí la movía la venganza. Si no recuerdo mal, ella ya había emprendido su plan de venganza antes que se entere que su hija estaba viva. Había asesinado a buen número de gente, había hecho correr litros de sangre y con sacada de ojo de una de sus oponenentes...

Por cierto, Tarantino es un gran lector de cómics!!

No vi The Forgotten, pero ya me dio ganas de verla.

Gracias por el dato del Cabo Savino. No leía casi El Tony, sino más los Skorpio. Por eso me perdí algunas cosas como las que mencionas. Por cierto, Belit y Red Sonja son personajes que aparecen en Conan El Bárbaro. Al inicio, de niño, nunca le daba bola a las historietas de Conan. Me parecía un tontolín (algunos tienen esa impresión, lo cual explica que en España, donde Conan era tan famoso como cualquier súper héroe, haya salido una versión burla de "Conan El Bárbaro" llamada "Groonan El Vagabundo" de Sergio Aragonés, donde el personaje no es más bruto por falta de práctica). Después se me ocurrión comprar un número y quedé enganchado. Es más, puedo decir que entre los 10 y 14 mis personajes de ficción favoritos eran Spider-Man y Conan (hay historias notables de Conan).... hasta que vino el Corto Maltés, pero esa es otra historia!!

Anónimo dijo...

KB3 :)B jajaja

leí tu post "el noveno arte"

quise decir Martín Fierro (antes de que corrijas la plana)

bye

Carlos Tovar dijo...

Gracias por leer ese post. Increíble que haya pasado tanto tiempo... justo hace poco lo recordaba porque pensaba escribir uno sobre la historieta respecto al cine y la literatura!
Saludos!
Carlos

Alborada Orto dijo...

Sí.
nunca he leído el Corto Maltés pero lo haré, no prometo pronto pero no pasará del 2012
Historieta respecto al cine, uhmmm quise ver Persépolis la anunciaron en Lima, pero como siempre por falta de tiempo se me pasan las que quiero ver, pero parecía interesante
Sabes que en una etapa mucho de las cosas en historia, literatura y etc, las aprendí a través del formato de historieta, se me quedaron grabadas para siempre. Es más a uno de mis poetas favoritos lo conocí en la historieta (y me quedé enamorada de él para siempre, lástima vivimos en siglos diferentes :( , de hecho estaría sentada en un salón frente a una ventana con vista a la bahía y con un abanico, escuchando sus poemas) bueno el tema que a quién se le ocurrió hacerlo así, se lo agradezco. Leeré el otro post que recomendaste. Saludos para ti también!
Pd me divertí con tu respuesta a J.J.J.
Creo que por eso tengo aún mi blog en secreto porque a veces se desconoce la diferencia entre puntos de vista y opiniones...pero en fin